Connect with us

Entertainment

Modelo revela oscuros secretos de la mansión Playboy

La ex modelo de Playboy , Kayla Kayden de Nevada, habló sobre sus experiencias “traumáticas” mientras vivía en la infame mansión de Playboy.

La modelo de 34 años quien es ahora parte de las artistas de contenido adulto en OnlyFans, indicó que creció “idolatrando” a las modelos, especialmente a las que aparecían en Playboy, y soñaba con mudarse algún día a California y seguir sus pasos.

Entonces, con solo 18 años, Kayla audicionó para convertirse en Playmate, pero desafortunadamente no pasó el corte.Más tarde ese año, decidió triunfar en la mansión y presentarse nuevamente, antes de ser elegida para el programa de televisión y para aparecer en la revista.

Finalmente, se convirtió en invitada en la mansión y afirmó que un hombre de la mansión le dio un “contrato estándar de Playmate”, que supuestamente ofreció $ 25,000 (alrededor de £ 20,000) como pago inicial por un contrato de modelo de dos años.

Pero Kayla todavía está en estado de shock por lo que experimentó durante su tiempo en la mansión, realtó   sus recuerdos traumáticos de los eventos en las fiestas notorias, comentó : ” Hugh Hefner a menudo echaba a las niñas y pedía a la seguridad que las sacara si no accedían a alguna solicitud.”

“Recuerdo a una chica en la que un miembro de la banda que conocía a Hugh le había pedido que le chupara la polla frente a otras personas en una fiesta [no en la Mansión, durante un viaje a Las Vegas”. Ella comentó  que no y en cuestión de segundos, la echaron.

“El miembro de la banda luego se quejó con Hef de que no estaba siendo divertida. “Recuerdo que todos nos miramos y le preguntamos qué hizo, ya que todos estábamos en estado de shock.

“Cuando Hef se enteró de que estaba de regreso en la Mansión, la echaron y no le permitieron regresar.

“Si no hacías lo que te decían, estarías en la lista negra de todo Hollywood”.

También creía que había cámaras ocultas ubicadas alrededor de la mansión, lo que significaba que el personal podría haber observado cada palabra y movimiento. Continuó: “Pronto, la palabra ‘Bad Bunny’ comenzó a volar, y se decía que se usaba para referirse a las niñas que fueron eliminadas por la llamada ‘mala conducta'”.

Para ser un “buen conejito”, Kayla que no se les permitía fumar y que siempre tenían que mantener una personalidad feliz.

También realtó que, como muchas celebridades eran amigas de Hugh, él se enteraría si las chicas no las estuvieran “sirviendo”.

Continue Reading
A %d blogueros les gusta esto: